GNAM – Galería Nacional de Arte Moderna

Duración 3 horas.
Auriculares obligatorios para los grupos.
Reservar >

Visita Galería Nacional de Arte Moderna: GNAM

El Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Roma, también conocido por el acrónimo GNAM, es la mayor colección de arte contemporáneo italiano: cuenta con más de 4.400 obras de pintura y escultura y unos 13.000 dibujos y grabados de artistas – principalmente italianos – del siglo XIX y XX. En sus 55 habitaciones, nuestra visita guiada les permitirá admirar las obras maestras de la colección.
La galería GNAM, objeto de nuestro itinerario, nace en 1883, pocos años después de la constitución del joven Estado unitario italiano (Roma se convirtió en la capital de Italia en 1870), porque se sentía la necesidad de un museo dedicado a los artistas contemporáneos o recién desaparecidos. La primera sede de la galería fue el Palacio de Exposiciones en la Via Nazionale.

visita_galleria_nazionale_d_arte_moderna

 

Pronto, sin embargo, el Palacio de Exposiciones resultó ser insuficiente para dar cabida a pinturas y esculturas. Aprovechando la Exposición Internacional de Roma en 1911 (50° de la unificación de Italia), se construyó el actual edificio en Valle Giulia como sede permanente de la Galería. El Palacio de Bellas Artes fue diseñado por el arquitecto e ingeniero romano Cesare Bazzani. En 1933 este edificio se reveló pequeño para dar cabida a todas las obras que habían entrado en la galería por compras o donaciones. Una vez más por Cesare Bazzani, se planeó e inauguró en ese año una expansión que duplicó el espacio de exposición.
Estas nuevas habitaciones no fueron incluidas en la galería porque estaban ocupadas por una “Exposición de la Revolución Fascista”, que con tablas, gráficos, fotos y obras de arte quería “glorificar” los principales logros del régimen fascista. En 1941 (entonces en plena Segunda Guerra Mundial), se convierte en Superintendente de la Galería Palma Bucarelli. A ella se debe una importante obra de renovación de la cultura y la apertura italiana a las últimas experimentaciones internacionales. Se esforzó para dotar la galería de todas aquellas estructuras que hoy se consideran esenciales para un museo moderno: servicio educativo, biblioteca, cafetería, biblioteca, presentaciones de libros, encuentros con artistas. No faltaron las reuniones sociales ni los desfiles de moda.
Después de la liberación de Roma (4 de junio, 1944), se pudo proceder a la reapertura de la Galería del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, con gran dificultad. Siguieron años de grandes exposiciones que permitieron a los italianos conocer a artistas que el régimen había tratado de no hacer conocer. En 1953 se realizó una exposición de Picasso, Mondrian en 1956, en 1958 de Pollock, en 1959 se realizó la exposición del gran saco de Burri que causó un escándalo; en 1971 con la exposición de Piero Manzoni la superintendente arriesgó ser despedida.
Entre 1978 y 1982 el nuevo superintendente Giorgio de Marchis incorpora las líneas esenciales de las direcciones de Bucarelli integrándolas en la nueva situación social y cultural de finales de los años Setenta. La Galería sigue el concepto de un museo dinámico al paso con los tiempos, que es al mismo tiempo centro de estudios, productor de cultura y servicio público. Como centro de estudios el museo promueve, además del conocimiento de las colecciones y de la actividad de las exposiciones, el uso de medios de educación, información y documentación (biblioteca, archivo, sala de proyecciones, conferencias). Como museo de arte moderno, es necesariamente un lugar de “usurpación” que acoge y promueve actividades culturales de varias disciplinas: del teatro, a la música, al cine, a la danza.
En enero de 2000, comienzan las obras de construcción del MAXXI – Museo Nacional de las Artes del Siglo XXI, en la Via Guido Reni (barrio Flaminio), según el proyecto del arquitecto anglo-iraquí Zaha Hadid. Es la continuación natural de la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo.