Museo Nacional Romano de Palacio Máximo

By Lalupa (Own work) [GFDL or CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons
Duración 3 horas.
Auriculares obligatorios para los grupos.
Reservar >

Visita Palacio Massimo: Museo Nacional Romano

No muy lejos de la estación de Termini, se halla un verdadero tesoro de hallazgos de la antigua Roma. Hablamos del Palacio Máximo, sede del Museo Nacional Romano, el tema de nuestra gira visita.
Es un edificio de estilo neoclásico, construido entre 1883 y 1887, por la voluntad del padre jesuita Massimiliano Massimo, y desempeñó el papel de colegio de educación hasta 1960, antes de ser comprado por el Estado Italiano.
Palacio Massimo alberga el Museo Nacional Romano desde el año 1998. El recorrido por el museo se desarrolla en cuatro pisos; esculturas, frescos, mosaicos, monedas y obras de oro, que dan testimonio de la evolución de la cultura artística romana desde la edad republicana tardía hasta la Antigüedad tardía (II siglo aC – V siglo dC).
La visita al Museo Nacional de Roma comienza en la planta baja del Palacio Máximo: nos encontraremos en la antigua Grecia y veremos una serie de originales griegos, sacados a la luz en Roma.
En la primera planta del museo se hallan obras maestras de la estatuaria, incluyendo el Discóbolo Lancellotti, la Doncella de Anzio y el Hermafrodita Durmiente, y sarcófagos magníficos, como el de Portonaccio, con una escena de batalla tallada en alto relieve.

Visita Guidata Museo Nazionale Romano di Palazzo MassimoMuseo Nazionale Romano di Palazzo Massimo di Roma
 
En la primera planta del museo se hallan obras maestras de la estatuaria, incluyendo el Discóbolo Lancellotti, la Doncella de Anzio y el Hermafrodita Durmiente, y sarcófagos magníficos, como el de Portonaccio, con una escena de batalla tallada en alto relieve.
En el segundo piso del Palacio Máximo, paredes pintadas al fresco y mosaicos que documentan la decoración del hogar de residencias romanas de prestigio; la más bella y mejor conservada: una parte del jardín pintado de la Villa de Livia
En el nivel subterráneo, el recorrido por el Museo Nacional Romano ofrece una extensa colección numismática, así como adornos, joyas y la momia de Grottarossa.
El Museo alberga una gran cantidad de materiales numismáticos, que el subsuelo generosamente devolvió, esporádicos o reunidos en ahorros, así como diversas adquisiciones que, en el tiempo, enriquecieron los cofres de la colección, hasta llegar aproximadamente al actual medio millón de piezas de monedas, medallas, pesos de monedas, azulejos, objetos de acuñación e incluso piedras, joyas y adornos preciosos.
Un acréscimo (?) significativo en las colecciones romanas se debió a una política firme de adquisiciones de montones de monedas, realizadas en el mercado de antigüedades con el objetivo principal de evitar pérdidas.
Entre los grupos más importantes, por la exhaustividad de la argumentación y por la cantidad de piezas, hay que destacar:
– La extraordinaria colección de bronces fundidos de Italia antigua, ya pertenecida al Museo Kircher, que incluye gran parte del material del depósito votivo de Vicarello, en el Lago de Bracciano (Roma);
– La colección de más de 20.000 piezas de época romana y alto-medieval de Francesco Gnecchi;
– La colección de monedas de edad medieval y moderna de Victorio Emmanuel III de Savoia de más de 110.000 piezas.