Villa Farnesina

Duración 3 horas.
Auriculares obligatorios para los grupos.
Reservar >

Visita Villa Farnesina

La visita guiada comienza en la Villa Farnesina, en el famoso barrio de Trastevere, en Roma, en via de la Lungara 230.
Villa Farnesina fue encargada al arquitecto Baldassare Peruzzi por el rico banquero sienés Agostino Chigi. La villa se inició en 1506 y en 1511 ya se había terminado. Durante el itinerario de visita, incluso podremos pasear por el viridarium, el jardín, que, originalmente, era bañado por el río Tíber.
Agostino Chigi, llamado “El Magnífico”, vivió aquí su maravillosa vida de mecenas renacentista, entre riquezas y honores, mecenas de artistas y amigos de los príncipes y cardenales que le gustaba recibir en su casa. Memorable fue el banquete, donde se sirvió la comida en platos de oro y plata, que al final de la comida fueron arrojados al Tíber; pero las redes cuidadosamente ocultas en el agua devolvieron los platos preciosos al listo propietario.

visita_villa_farnesina_roma
 
Iniciaremos la visita en el atrio, pasando después a la Logia “de Galatea”, decorada por Baldassare Peruzzi, Sebastiano del Piombo y Rafael, donde admiraremos varias escenas de las Metamorfosis de Ovidio, una gran figura de Polifemo de Sebastiano del Piombo, y la figura de Galatea, realizada por Rafael. Continuamos con nuestro itinerario de visita a Villa Farnesina, con la Logia de Cupido y Psique, decorada por Rafael a partir de 1517, para las bodas del banquero con Francesca Ordeaschi. La última habitación que visitaremos en la planta baja es la Sala del Friso, un lugar realizado como sala de espera para los clientes, sino también para ceremonias importantes, como la lectura de las disposiciones testamentarias del banquero. En el friso, con evidente alusión alegórica a las virtudes del comitente, el artista pintó al fresco los doce trabajos de Hércules y otras hazañas del héroe, así como varios episodios mitológicos.
La visita continuará entonces en el primer piso de la Villa Farnesina, donde entraremos en el Salón de las Perspectivas, donde, el 28 de agosto de 1519, el rico banquero celebró su banquete de bodas. La habitación, decorada por Peruzzi, deriva su nombre de las vistas de panoramas urbanos y agrestes, y es una de las creaciones pictóricas de Baldassare Peruzzi más maduras y acabadas.

Villa Farnesina a Roma
 
La última habitación que encontraremos en la visita de la Villa Farnesina es la que tenía que acoger a los recién casados. Era la habitación más íntima de la Villa, y Agostino Chigi confió la decoración a Giovanni Antonio Bazzi, llamado el Sodoma. Él pintó en 1519 en las paredes de la sala, bajo un magnífico artesonado decorado en blanco y negro, las bodas de Alejandro Magno y Rosana, la magnanimidad de Alejandro hacia su madre, la esposa y las hijas del rey Darío, la domesticación del caballo Bucéfalo y la culminación de una batalla. Después de la muerte de Agostino, la villa, donde habían acampado los Landsknecht durante el Saqueo de Roma, al final del siglo XVI fue comprada por el cardenal Alessandro Farnese, de donde proviene el nombre Farnesina, para distinguirla del Palacio Farnese, al otro lado del río; de acuerdo con un proyecto de Miguel Ángel, un puente sobre el Tíber iba a unir las dos propiedades de los Farneses. La villa luego pasó a los Borbones, en arrendamiento perpetuo al duque de Ripalta y finalmente fue comprada por el gobierno italiano como sede de la Academia italiana.
Hoy en día es propiedad de la Academia Nacional de los Lincei. La entrada está en el lado trasero (la fachada principal es la que tiene dos estructuras prominentes laterales); lo que caracteriza la construcción y decoración, son los estrechos vínculos entre el jardín y la casa, como si cada uno representase la continuación ideal del otro.